Recuperando la memoria

LNE OVIEDO

Ana García Boto, abogada de José Ángel Fernández Villa, pide tranquilidad a los periodistas que les rodean a la salida de los juzgados de Oviedo. 3 de marzo de 2017. Foto: Miki López/La Nueva España

 

Está claro que los juzgados le sientan bien a Villa. El ex secretario general del SOMA recuperó el carácter, el genio y hasta la lucidez después de un año y dos meses desaparecido en combate, atrincherado tras los informes médicos que su defensa blandía contra la justicia, las comisiones de investigación y los periodistas que querían saber de primera mano de donde venía toda esa pasta que el legendario sindicalista había tratado de blanquear acogiéndose a la amnistía fiscal en los tiempos de su última aparición pública a pie de barricada.

Ya lo dijo Arthur Shopenhahuer: “Cada uno tiene el máximo de memoria para lo que le interesa y el mínimo para lo que no le conviene”. Y ahora, dos meses después de tratar de hacer ver que no estaba para recordar determinadas cosas, resulta que solicitamos una pericial caligráfica, los originales de sus 17 tarjetas de crédito y que suba a declarar nada menos que una primera tanda de 34 miembros del SOMA. Encender el ventilador delante de la mierda es un clásico dentro de los clásicos, así que me imagino lo que estarán pensando todos aquellos que creían e idolatraban al gran líder de los mineros que ahora parece tener la intención de morir matando. Y viendo lo visto, será lentamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s