Un fotógrafo en la sombra electoral

Autorretrato de un fotógrafo en la sombra. Gijón, 20 de junio de 2016.  © Miki López

Autorretrato de un fotógrafo en la sombra. Gijón, 20 de junio de 2016. © Miki López

Llevo más de dos décadas cubriendo elecciones. No deja de ser un ciclo similar al de los torneos del fútbol: cada 2 años uno. O Mundial o Eurocopa. O Generales o Regionales. Lo que pasa es que en política, los encuentros son mucho más aburridos, con resultados más predecibles y con una afición que cada vez confía menos en su equipo.
Tras ocho largos meses de discurso político, da la sensación de que esta prórroga electoral no se va a resolver ni en los penaltis. Yo mientras tanto sigo a lo mío. Entrevista tras entrevista, frente a frente con las mismas caras. Encuentros fugaces con el denominador común de una desmedida preocupación por la apariencia.
– “Informal pero serio, sonrisa sincera y gesto firme que denote despreocupación por las encuestas”
-“Esa no, que tengo la camisa arrugada”
-“Búscame un fondo guapo… No sé, verde o azul… Rojo no, no vayan a asociarme con el PSOE….”
Oiga, que yo no soy su fotógrafo de campaña, coño. Solo soy y solo quiero ser un fotógrafo en la sombra que refleja lo que ve, no lo que pretenden que vea.
Bastante tengo con perseguirles mitin tras mitin, en esos partidos insulsos en los que siempre juegan en casa….Como pa estar preocupao de si se les ve las arruga en la cara, en el vestido o en la camisa. Las buenas apariencias se ganan con el tiempo y sobre todo con los hechos. Da igual el color político porque al final es una cuestión de respeto por el electorado, ese ente social más preocupado por su pensión, por su trabajo o por sus estudios que por la arruga incordiona que luce el candidato. Permítanme un consejo: preocúpense más por mostrar el lado bueno que quiere ver la gente. El del político comprometido y vocacional que cree que sus ideas y sobre todo su trabajo, servirán para ayudar a solucionar los problemas de las personas. Y déjenme ser el fotógrafo en la sombra que se fija en el gesto y en la sinceridad de unos ojos que dan vida a un rostro, a una cara. Una cara que es el espejo del alma. Así les aseguro que es imposible salir mal en la foto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s