Animales

"Blues" olfatea el objetivo de mi cámara. Oviedo, 22 de enero de 2016. ©Miki López.

“Blues” olfatea el objetivo de mi cámara. Oviedo, 22 de enero de 2016. ©Miki López.


Me crié entre mimos de perros. En mi casa siempre los hubo y Elsa y yo compartimos vida con una hermosa Aalskan Malamute durante más de 10 años, 10 años en los que aquella perrita enorme y juguetona se hizo querer de tal forma que dejó un vacío enorme en esta casa. Tan enorme que aun hoy, 9 años después de su muerte, sigue y seguirá viva en nuestra memoria. Cuando un bicho de estos llega al corazón de una persona es cuando se entiende el concepto de humanidad, esa característica exclusiva de los hombres que parece que solo tienen los animales. Por eso no es de extrañar que estos amigos incondicionales se conviertan en terapeutas de personas que realmente lo están pasando mal. Algo tiene el alma canina que llega al fondo de los corazones. Al menos eso sentí yo esta semana pasada mientras trabajaba en un reportaje en el que los perros son el apoyo y el soporte vital de personas con discapacidad y problemas emocionales. Seres inocentes que lo dan todo a cambio de nada. Enhorabuena a todos los que compartimos la felicidad de convivir con un perro y maldigo desde aquí a los miserables, sinvergüenzas y malnacidos capaces de abandonar y maltratar a los que jamas lo harían con ellos. Animales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s