Recuerdos “vintage”

Sillas de cocina. Amieva 2007.  © Miki López

Sillas de cocina. Amieva 2007. © Miki López


En un chino te encuentras de todo. Incluso cosas que se habían quedado estancadas en el subconsciente infantil y que, en ocasiones, reflotan en el lugar más insospechado. Curioseando entre las estanterías, tropecé con unas jarras y tazones de latón que me devolvieron imágenes y escenas vividas en las viejas cocinas de mis abuelos, entre los aromas a carbón incandescente y café de manga. Eran recipientes como aquellos en los que se hervía la leche en los tiempos en los que no había microondas. Por aquel entonces, el menaje de las cocinas era el mismo en todas las casas. La vajilla, el moviliario, la cacharrería…Seguramente todo consecuencia del hermetismo franquista y de la fabricación en serie de los artículos de primera necesidad que se producían por el declive de la artesanía y el vertiginoso crecimiento demográfico de los años 60 y 70.
Me imagino que la apertura a los mercados exteriores propició que aquellos muebles y cacharros que duraban toda la vida, terminasen sus dias en los centenares de vertederos clandestinos que también se pusieron de moda por aquellos tiempos, y fueron sustituidos por otros artilugios postmodernos y de diseños variados que entraban a oleadas en el nuevo panorama de los hogares españoles.
Cogí uno de aquellos tazones metálicos, lacado en color crema y con un reborde pintado en azul con la sensación de que algún recuerdo difuso y agradable me venia a la memoria. Le di la vuelta y leí el precio: 0,80 €. Unas 140 pesetas de la época. A mi abuela le hubiese dado un patatús, pero hoy a mi no me da ni para un café. Fui a la caja y pagué. Cuando salía de la tienda me acordé de las viejas sillas de cocina que había fotografiado hace algunos años en un pueblin de Amieva y en la manía que tienen las modas de devolvernos a tiempos pasados pagando barbaridades. No era el caso de mi tazón.
Llegué a casa con la intención de escribir este post tomándome un café en mi flamante taza “vintage” de latón que por cierto, no vale para el microondas. Eso me pasa por retro.
Feliz sábado vintage.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s