Se agradece una recta

Recta en la entrada al desfiladero del rio Les Cabres. Llanes 5 de agosto de 2014. © Miki López

Recta en la entrada al desfiladero del rio Les Cabres. Llanes 5 de agosto de 2014. © Miki López

Curva rápida de izquierda. El viento silba en el lateral de mi casco. Por la visera entreabierta se cuelan los cálidos aromas del verano. Enderezo la moto y encaro una recta casi eterna para una carretera asturiana. La tregua me permite disfrutar del paisaje y de esa sensación de libertad que dan las dos ruedas. Disfruto cada segundo de esta Honda Deauville, envejecida por los años y los casi 200.000 kilómetros que llevamos juntos, la mayoría de ellos rodados por estas enrevesadas carreteras asturianas. Cientos de rutas sin fin al interior de un paraíso que invitan a rutear despacio, saboreando cada curva con la sensación de que formas parte de ese paisaje que te envuelve y te susurra en cada enlazada. Otra recta. Vuelvo a disfrutar del entorno que bordea el río mientras el silbido del motor bicilíndrico se agudiza con la velocidad. Nos encantan las curvas, pero con este día…vaya como se agradece una recta.
Vssssssss

Anuncios

Un pensamiento en “Se agradece una recta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s