Volando

Iyán. Tapia de Casariego. 11 de julio de 2015.  © Miki López

Iyán. Tapia de Casariego. 11 de julio de 2015. © Miki López


Iyán crece. Ya es para todo un campeón, un portento físico que la adolescencia y el entrenamiento van convirtiendo en un atleta. Pese a las lógicas dificultades de su cambio hormonal, sigue siendo un chico de enorme corazón, que empatiza fácilmente con la gente con dificultades. Posiblemente sea eso lo que me haga sentirme tan orgulloso de éste chaval. Sabe que para él, por unas razones u otras, las cosas suelen resultarle más sencillas que a los demás y es consciente de ello. Sabe lo que es el sacrificio y que este no siempre da el resultado apetecido. Sabe que tras una derrota la primera victoria es la de levantarse. Iyán, con catorce años, sabe hacerlo. Se levanta y sigue volando. Feliz verano chaval.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s