Lost in the Storm (y III). La Conclusión del Urbanita

Con la falta de electricidad uno se da cuenta de la “watiodependencia” que tenemos de todo lo que nos rodea. Hoy en día volver a los años 80 sería una debacle, un desastre de proporciones inimaginables.

Iván da un biberón de leche a un cabrito en Valle del Lago. Somiedo, 3 de febrero de 2015. © Miki López/La Nueva España

Iván da un biberón de leche a un cabrito en Valle del Lago. Somiedo, 3 de febrero de 2015. © Miki López/La Nueva España


Las 17 horas de apagón tecnológico en el Valle del Lago fueron aliviadas por la obsoleta tecnología del siglo XX: un teléfono de clavija, una radio a pilas y una linterna de dinamo. Ordenadores, redes wifi, cámaras digitales, teléfonos 3G y demás joyas tecnológicas no servían ni para atizar la cocina. La flamante Canon EOS 5D Mark II, con baterías de Litio de larga duración, capaz de disparar fotos en formato RAW en tomas de 24 Megapixeles y de grabar vídeo en HD no tuvo nada que hacer con los contrastes de temperaturas extremas que bloquearon todo sus imponentes circuitos integrados hasta dejarla totalmente K.O. No sabeis cuanto eché de menos mi Nikon FM2 del año 86, aquella que solo usaba una pila para el fotómetro, aquella que se me sumergió en el río Sella y siguió funcionando al día siguiente, aquella que bajó rodando 20 metros por un desnivel de la canal del Texu y siguió disparando, aquella que dejaba pasar la luz a una simple película en blanco y negro, un soporte físico que todavía hoy puedo mirar al trasluz. Mientras escribo estas líneas, estoy rodeado de discos duros de 1 y 2 Terabites donde se almacena el trabajo de más de una década. Cientos de miles de fotos en códigos binarios solo descifrables con una tecnología informática que soy incapaz de entender. Pequeños trastos metálicos inservibles sin el monopolio de las compañías eléctricas que nos tienen cogidos por los cataplines.
Leo en la escalera. Somiedo, Valle de Lago. 5 de febrero de 2015. © Miki López/La Nueva España

Leo en la escalera. Somiedo, Valle de Lago. 5 de febrero de 2015. © Miki López/La Nueva España


He aprendido mucho estos días encerrado con los hospitalarios vecinos somedanos de este maravilloso pueblo. He envidiado su actitud tranquila y sosegada ante la vida y ante ese 70 por ciento aproximado de urbanitas asturianos que somos incapaces de mirar a otro lado que no sea el centro de nuestro culo bien abrigado. Lecciones de vida en forma de un café caliente, de charlas al amor de la lumbre en las que quedaba patente el inmenso respeto que estos hombres sienten por el entorno que les mantiene. Un medio que en muchas ocasiones se vuelve hostil pero al que entienden mejor que ningún tecnócrata teórico del desarrollo rural. Me atrevería a decir que las soluciones a sus problemas solo pasan por escucharles y hacerles caso. Ellos mejor que nadie saben lo que necesitan: infraestructuras, innovación, formación y un desarrollo sostenible que les permita poder vivir de lo que siempre vivimos los asturianos: de Asturias.
Lo que no puede ser es que esta gente viva totalmente aislada (con y sin nevadas) por la indiferencia de las administraciones que siempre encuentran una razón para mirar para cualquier otro lado que no sea el medio rural. Y me muero de vergüenza pensando en la cantidad ingente de millones dilapidados en proyectos etéreos que llenaron los bolsillos de dudosa dignidad cuando las inversiones en las alas de Asturias eran tan necesarias.
NIEVE-(12)
Gracias Gloria, gracias Leo. Y no solo por esa hospitalidad en medio de la tormenta. Entender y sentir en mis carnes que la tecnología por rudimentaria que sea, está al servicio de la vida y no al revés, ha sido toda una lección de humildad para este prepotente urbanita.
Mil gracias otra vez.
Y este cuento se acabó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s