El búho

Búho. Lugo de Llanera. 6 de julio de 2014. © Miki López

Búho. Lugo de Llanera. 6 de julio de 2014. © Miki López


Era mediados de los 80. Un polluelo de lechuza se había caído del hueco de uno de los enormes robles del palacio de La Magdalena. Seguramente, tratando de iniciarse en el vuelo, su inexperiencia dio con sus plumas y sus huesos en el duro asfalto de acceso al edificio lastimándose en una de sus alas. Comenzamos a cuidar a aquel bicho en el interior de una antigua cuadra que teníamos en la huerta de casa. Poco a poco fue recuperándose y volaba hasta mi brazo a comer los trozos de pollo con los que le fuimos alimentando durante algo más de una semana. Una noche, viéndolo recuperado, dejamos abierta la ventana de la vieja cuadra. El instinto hizo el resto. Nunca más vi a aquel polluelo de curuxa, pero cada vez que me encuentro con una de estas hermosas aves rapaces nocturnas me acuerdo de aquel animal de inmensos ojos amarillos, como el del enorme búho real que ayer se dejaba fotografiar en el recinto del los exconxuraos, en Llanera. Una verdadera preciosidad de bichos a los que no me acostumbro a ver en cautividad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s