Sólo fútbol

El estado de buena esperanza de mi compi Irma Collín me ha metido de lleno en el mundo del fútbol forofero con aromas de primera división. Recuerdo aquellas gloriosas tardes de domingo en el Tartiere y en El Molinón con cierto punto de nostalgia en blanco y negro. Eran los años 90 y el estadio de Buenavista se llenaba hasta los topes con los derbis regionales que protagonizaban los Carlos y los Jerkan, los Manjarín, los Abelardo y todo aquel plantel de estrellas de una época dorada del fútbol asturiano que mucho me temo que tardará en volver.

Partido a puerta cerrada entre el Real Oviedo y el Racing de Ferrol. Oviedo, 18 de enero de 2014. © Miki López/La Nueva España

Partido a puerta cerrada entre el Real Oviedo y el Racing de Ferrol. Oviedo, 18 de enero de 2014. © Miki López/La Nueva España


Ayer, en ese nuevo Carlos Tartiere estadio moderno y desproporcionado para un equipo de 2ª B, las sensaciones del declive de nuestra Asturias futbolera se han hecho patentes en un desierto obligado de aficionados, consecuencia de algo tan asturiano como un petardo minero lanzado a los pies de un colegiado quisquilloso. En más de veinte años de profesión nunca había asistido a un espectáculo tan frío y tan triste como este Real Oviedo-Racing de Ferrol. Y no sólo por el juego infumable del equipo local, si no por la falta de espíritu convertida en falta de espectadores de un deporte que nos emociona a casi todos y que llena los bolsillos de unos pocos afortunados.
Y allá arriba, entre las estructuras de hormigón del estadio, se veía a un pequeño grupo de aficionados que decidieron seguir el partido de cerca, posiblemente porque intuyen que el caos deportivo puede acabar en desastre económico. Total que todo apunta a que si esto no se revierte en resultados positivos, la recaída en el pozo económico parece evidente.
Al margen de esto, en ese campo desierto en el que solo había fútbol, me di cuenta de algo que intuía hace ya tiempo: son 22 tipos (ayer 21), corriendo detrás de una pelota. Sólo fútbol, soso fútbol. Mira tú, al final va ser verdad aquello de que el fútbol lo hacen más los aficionados que los propios futbolistas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s