Era por mayo

Arco Iris tras la tormenta. San Juan de Nieva. 13 de mayo de 2013. © Miki López

Arco Iris tras la tormenta. San Juan de Nieva. 13 de mayo de 2013. © Miki López


Era por mayo. Un día de semana cualquiera, la villa vaciaba sus calles con la lluvia de una primavera tan larga como esta. Las nubes se recortaban sobre ese horizonte tan especial que tiene el mar de Cudillero, un mar de múltiples tonalidades turquesa a las que siempre acompaña la grave melodía del Cantábrico. El bar estaba cerrado al público. Sobre una mesa del comedor fuimos dejando las cajas de los instrumentos mientras el resplandor del sol, reflejado sobre la rampa mojada, se colaba con fuerza por las cristaleras de puertas y ventanas. Solo era una espejismo. El manto negro de la tormenta engulló aquella intensa luz blanca dejándonos casi en penumbra. Afinábamos los instrumentos. Entre la pausa de aquel “mi Bemol” se coló el estruendo lejano de un trueno y el repiqueteo de la lluvia comnenzá a acompasar los primeros acordes de una guitarra que daba pie a flautas y violines de vertiginosos ritmos binarios. Los flases de los relámpagos rompían la penumbra de “La Taberna del Puerto”, el bar donde pasamos aquella aquella tormentosa tarde de mayo entre inolvidables melodías irlandesas, bretonas y asturianas. Era por mayo. Cualquiera lo diría.
Tormenta superando la pela de La Deva. 13 de mayo de 2013.© Miki López

Tormenta superando la pela de La Deva. 13 de mayo de 2013.© Miki López

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s