Premio

Lunes 30 de octubre, 09:00 AM
Con el ordenador sobre el regazo, levanto de vez en cuando la vista por encima de estas gafas de “cerca” que me ha impuesto la presbicia cuarentona, para echar un una mirada al resquicio de calle que diviso desde este sofá amplio que comparto con mi pierna lesionada. La vida real parece pasar más despacio desde este lado de la ventana. Se acabaron los premios Príncipe de Asturias y yo los he terminado con bastante mala pata, nunca mejor dicho, y con no muy buenas sensaciones.

El príncipe Felipe en Bueño. 27 de octubre de 2012. © Miki López / La Nueva España


En Bueño se me ha averiado el menisco mientras peleaba un año más con una marea de fotógrafos y cámaras bajo una intensa cortina de agua que eligió el peor momento de la semana para hacer acto de presencia. Pese a todo eché en falta a todos esos compañeros que no necesito mencionar. Algunos porque perdieron su trabajo y otro, el legendario Vélez, porque el destino decidió que este año cubriera estos premios desde esa tribuna privilegiada del cielo que no controlan los “armarios” de seguridad de la casa real.

Manifestación en la plaza de la Escandalera de Oviedo el día de la entrega de los premios Príncipe de Asturias. Oviedo, 27 de octubre de 2012. © Miki López / La Nueva España


Don José se ha perdido una edición de Premios Príncipe de Asturias avinagrados por una crisis económica que no da tregua y que fue blanco de las iras de la indignación. Ni todas las bandas de gaitas de Oviedo tocando al unísono consiguieron apagar los pitidos que brotaban bajo montones de pancartas y banderas republicanas cargadas de reproches hacia la clase política que momentos antes del acto de entrega, pisaba la alfombra azul extendida frente al teatro Campoamor. Por las caras que vi y fotografié, creo que nadie se dio por aludido con el chaparrón.

El prínipe de Felipe saluda a los invitados en el acto de entrega al pueblo ejemplar. Bueño, 27 de octubre de 2012. © Miki López / La Nueva España


Al día siguiente y bajo otro aguacero bien distinto, recordé la leyenda de una de aquellas pancartas: “La España real no tiene nada que celebrar”. Y allí, bajo un diluvio que no aliviará la pertinaz sequía, se me rompió el menisco de la pierna derecha mientras formaba parte del atrezo de fotógrafos, gaiteros, bailarines, hórreos y panoyas de maíz que abrían paso a unos príncipes que daban besos que no convertían a los niños en ranas, que pasearon junto a unas calabazas que no se transformaron en carrozas y que aquella mañana fueron felices aunque no comieran perdices en una carpa a la que la prensa, desde luego, nunca tendría acceso.

Bueño, pueblo ejemplar 2012. Premios Príncipe de Asturias. 27 de noviembre de 2012. © Miki López / La Nueva España


Me alegro por Bueño, por un pueblo real, hermoso y cargado de ese encanto peculiar de los pueblos asturianos. Me alegro por su asociación vecinal, que con Mino a la cabeza, ha sabido poner en valor aspectos culturales que van mucho más allá de ser únicamente el pueblo de los hórreos de Asturias. Me alegro por su festival de jazz y por su certamen de pintura. Me alegro de verdad de que Bueño haya recibido el premio a pueblo ejemplar porque de verdad creo que es un ejemplo para todo el entorno rural asturiano.

Los príncipes de Asturias pasean por Bueño. 27 de octubre de 2012. © Miki López / La Nueva España


Pero no me gusta nada, cada año menos, el trato que recibimos los profesionales de la información en eventos de esta categoría. Es inhumano, indignante y para mi totalmente injustificado. Ni somos ganado ni figuritas de un pesebre.
Este año mi rodilla y yo no hemos tenido premio. Espero que las consecuencias no vayan más allá de un par de semanas de baja y de un cabreo que poco a poco se me va apaciguando.
Un abrazo desde el sofá de mi ventana.
Creo que esta semana os voy a aburrir a posts…

Anuncios

5 pensamientos en “Premio

  1. Siento lo de tú para pero escuita, “habrá muchas ediciones de Premios Príncipe, caerán chuzos de punta, joderás el menisco, pero nadie, nadie, nadie…nadie será nunca capaz de pillar en un “click” lo que tú pillas con esa cámara y ese gueyín avizor”. Cuidate.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s