Lágrimas en la ventana

Ana Parrondo llora junto a una de las ventanas de la casa de su madre.


Cuando se acercó a la ventana recordó las palabras de su madre que con la mirada perdida en la memoria, le dibujaba la hermosura del paisaje que veía desde su ventana.
La casa de Arnizo, la casa gris de los Parrondo, dominaba el horizonte del mar que la llevó tan lejos, pero la amarga distancia no nublaba las sensaciones. Aquel verde infinito, el aroma del Cantábrico y la luz inconfundible tamizada por el cielo plomizo de Asturias le llenaron el alma.
Ana vio todo aquello con la mirada de Julia. Y en aquella ventana, una gris mañana de mayo, la hija lloró por los ojos de su madre.
Proyección de fotos con música de Llan de Cubel en www.mikilopez.com

Miki López, mayo de 2012

Anuncios

7 pensamientos en “Lágrimas en la ventana

  1. Querido Miki, este es uno de los regalos más bonitos que me han hecho en la vida. Trabajar contigo en este viejo oficio del periodismo es un lujo, no sólo porque ambos compartimos un profundo amor y respeto por nuestra tierra y nuestras raíces y coincidimos en estos encargos, sino también porque en muy pocas ocasiones se tiene la oportunidad de trabajar con alguien de la calidad profesional que tu tienes y que, además, es un amigo. Muchisimas gracias por mi trozo de ventana en esta casa gris y por mis “cubelinos” ;). Un beso.

  2. Solo unas lineas para felicitarte por tan excelente historia, excelente relato y hermosisimas fotos…me conmovio y llore como una nina pequena……..lo vi gracias a la pagina de facebook de Asturias que Guapina Yes…….soy hija de emigrantes asturianos a America (San Juan , Puerto Rico) y gracias a Dios he tenido la dicha de poder visitar mi pueblo Pola de Allande cada ano desde que naci……..no me perdonaria un ano sin ir a vivir un ratin mis raices!!!!! Enhorabuena !!!!!

    • Gracias Carmen. Me agrada saber que os hayais identificado con esta historia de emigraación. Solo voostros sabeis lo que es estar fuera, tan lejos y al mismo tiempo tan cerca de esta tierra que siempre será la vuestra.
      Un abrazo.

  3. Despues de varios años de haber vivido esta historia en primera persona, me vuelvo a emocionar cada vez que recuerdo el reencuentro con mi hermana Julia y aquella visita a la casa materna en la inesperada y grata compañia de Ana Paz y Miki. Infinitas gracias por compartir ese día con nosotras y a ti, Miki, un agradecimiento especial por el precioso video que me lleva a Arnizo cada vez que lo veo. Ana Parrondo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s