Agosto

En agosto Oviedo se amodorra como una lagartija al sol del desierto. A ratos, pequeñas oleadas de turistas parecen despertar a la ciudad de la dulce siesta estival. En una terraza de Porlier una mujer se afana tratando de mover la sombrilla que protege el carrito de su bebé en un intento baldío por refrescar a una criatura que inexplicablemente duerme cubierta por una manta.

Vendedor ambulante. Oviedo, 17 de agosto de 2012. © Miki López


A las 3 todo se para. Excepto los avezados a este calor africano que siguen moviéndose ágiles entre terraza y terraza con su catálogo de gafas de sol y relojes de “palo”, sin importarles ni el calor ni la policía ni su in-seguro médico.

San Lázaro, Oviedo. 17 de agosto de 2012. © Miki López


El viajero de Úrculo es una trampa abrasadora para los incautos que posan para la foto apoyándose en el broce ardiente de una estatua apertrechada en su eterno abrigo invernal y su sombrero de ala ancha.
La pereza me puede a esta hora de la tarde.

Turistas en la plaza de Porlier. Oviedo, 17 de agosto de 2012. © Miki López


Camarero por favor, un café con hielo. Bien cargado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s