Reality live

Aida Nizar, Reality “Showwoman”. Avilés, marzo de 2003. © Miki López


No hay nada como pasarse una temporada en el hospital para darse cuenta de la cantidad de porquería que se asoma a las pantallas de las televisiones de este país. Y Telecinco se lleva la palma con creces. Infumable. Es más, creo que las autoridades sanitarias del estado deberían lanzar una campaña pública contra la telebasura de la misma manera que en su tiempo trataron de concienciar a la población sobre los riesgos para la salud del consumo excesivo de comida rápida.
Lo de “Sálvame” es algo digno de estudio, porque si los índices de audiencia determinan y certifican que es el programa más visto de su franja horaria es para estar más que preocupados por nuestra salud mental como país.
Por esos platós de televisión, verdadera pasarela de monstruos y monstruosidades, desfilan despojos de reality shows arrastrando su imagen por la mierda que ellos mismos producen tratando de que su cuenta corriente les permita mantener el ritmo de vida que consiguieron disfrutar en su etapa más “gloriosa”.
Y creo que no se les puede echar la culpa de todo a esos pobres diablos que dilapidan su imagen enterrándose en su propia miseria. A fin de cuentas cada uno sabe de sus necesidades y de lo que es capaz de hacer por conseguir sus garbanzos. Lo peor es la mente enferma que propone esos “espectáculos” a gente como Leticia Sabater o Aida Nizar, espoleados por gigantes de la comunicación como Jorge Javier Vázquez o el impresentable Kiko Hernández, todo un gurú del fenómeno telebasurero, un impresentable que se gana la vida insultando a los demás indagando en lo más oscuro de la vida privada de las personas, que dicho sea de paso, comercian con ella, aunque no creo yo que eso le de licencia a este personaje para desarrollar esa labor de derribo sobre los que ya se autodestruyen e inmolan como personas ante la todopoderosa audiencia.
Total que cambio a la 1 y de la 1 a la segunda como cuando era crio y mi padre sintonizaba la 2º en UHF en aquella tele de válvulas que tardaba 5 minutos en calentar antes de que se pudiera ver algo en aquel pantallón de blanco y negro sin HD, ni Stereo ni ná.
Al menos, después de tantos años, estas cadenas no perdieron los papeles porque pueden permitirse el lujo de ser deficitarias económicamente hablando. Será porque que su funcionamiento no esté orientado a ganar dinero sino a la divulgación informativa como medio público. Y sin duda siguen siendo las de mayor calidad.
Una pena no conservar aquella tele de mi padre. La mierda mejor verla en blanco y negro. Y de lejos.

Anuncios

Un pensamiento en “Reality live

  1. Totalmente de acuerdo, Miki. Parafraseando al Aviador Dro, la televisión ya no es nutritiva sino todo lo contrario (en vez de alimentar, da ganas de cagar). Y sobre el deshecho humano que protagoniza esta entrada de tu blog, te felicito por la foto. No tanto por la calidad del trabajo -excelente- como por haber soportado estar tan cerca de semejante abyección y haberte contenido. Yo no sé si le hubiese podido hacer una entrevista o un reportaje… o un pie de foto siquiera. Y como dice una buena compañera de profesión: “a esta señora, señorita, o lo que sea, la única grabación razonable es la que alguien debería hacerle en la frente”. Aunque quede mal decirlo en estos tiempos estúpidos, por cierto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s