Domingo aburrido

Banquillo. Campo de Santa Bárbara, Lugones (Siero). 30 de octubre de 2011. © Miki López


Dejé la moto en el aparcamiento del campo de Santa Bárbara, sede del Lugones FC de Regional Preferente. Un empleado del club se afanaba con cerrar el portón de acceso a vehículos para evitar que se le colasen los escasísimos espectadores que decidieron acercarse a presenciar el choque de los locales con el TSK Roces de Gijón.
Habitualmente no cubrimos estos partidos. En la taquilla me miraron con desconfianza. Me imagino que más de uno habrá intentado colarse pasándose por periodista. Las cámaras ya no convencen a nadie y hay que sacar el carné.
Llego con tiempo y hago la espera más agradable sentándome a la sombra de la visera metálica que cubre las gradas. A contraluz, veo el banquillo. Tres figuras sentadas observan el calentamiento de los jugadores titulares.
La luz cae dura una hora antes que ayer y el tiempo pasa desesperadamente despacio.
Pero todo pasa y ya es lunes.
No sé que será peor.

Ciudad infierno

La tarde refrescaba. No le apetecía salir de aquella boca de metro, de aquel purgatorio urbano que le servía de refugio y defensa contra el infierno que la ciudad le reservaba. Se ajustó la minifalda tirando con firmeza del borde de la tela que se ceñía a sus muslos y recostó su espalda contra el hormigón frio de la pared. Una marea humana descendía indiferente por los escalones de la línea norte mientras el rumor del tren cogía forma y volumen según se iba aproximando a la parada.

Metro. Termini, Roma. 14 de octubre de 2011. © Miki López


Las puertas de los vagones expiraron un quejido hidráulico antes de abrirse para dar paso a un intercambio de viajeros de ida y vuelta. Cada uno con una historia diferente y mil secretos inconfesables en sus rostros. Les miraba desde la escalera tratando de leer las mentiras en sus ojos vacios de sentimientos. Las verdades eran tan simples que no le interesaban. Ni a ella ni a ellos.
Cuando decidió subir el último tramo de escaleras las luces anaranjadas de las farolas iluminaban a contraluz las finas gotas de la llovizna que humedecía las calles. El olor de esa lluvia recién caída le hizo recordar su infancia en otra ciudad mucho más pequeña y mucho más lejana que el tiempo había decidido desdibujar en su memoria. Pero los olores pervivían en los frágiles recuerdos de alguien que quería olvidar el presente un segundo después de haberlo vivido.
Al doblar la esquina volvió a encontrarse cara a cara con el umbral del burdel, en lo que para ella era la mismísima frontera con el sufrimiento. No hacía ni siquiera un año desde que se había subido a un tren de sueños e ilusiones. No tenía ni idea de que su última parada era el mismísimo infierno.
En recuerdo de Hanna Aydn.

Reflexión futbolera

Debo estar mal de la cabeza pero he decidido descongestionar de los Premios Príncipe de Asturias tragándome un fin de semana futbolero en toda regla. Es lo que tiene ser el padre de dos críos que le pegan patadas al balón.
Cuando veo estos equipos de niños que mueven tan bien la pelota, se me queda algo de mal cuerpo al tener la certeza de que, la inmensa mayoría de ellos, terminarán su sueño de ser estrellas del fútbol correteando por las bandas de los maltratados campos de tercera división que se esparcen por toda la geografía asturiana.

Fútbol de tercera. Villaviciosa, 2 de octubre de 2011. © Miki López


Con suerte, algunos llegarán a disfrutar de este deporte compaginándolo con otra actividad profesional siempre y cuando todo eso sea compatible con entrenamientos, partidos y demás obligaciones deportivas ligadas a la pertenencia a un club de fútbol.
Eso es el fútbol de verdad y así hay que aceptarlo. Lo triste es que luego, muchos de los que llegan, no tienen la cabeza suficiente para gestionar su éxito, engullidos por una fama efímera que muchas veces significa el principio del fin del que pudo llegar ser un gran futbolista. Hay muchos ejemplos.
Los padres somos los primeros responsables de la educación de nuestros hijos en todos los aspectos de la vida. Si tengo algo claro, es que en el fútbol, el primer ejemplo debe darlo el comportamiento de un padre en la grada. Y esa historia, a día de hoy, deja mucho que desear.
En fin, son cosas del fútbol.

Prince of Asturies awards

E. Alonso and M. López. Oviedo, october 18 2011. Photo courtesy of Frank Walls (Paco Paredes for the friends)


Oviedo, october 18 2011.
The F1 World Champion, E. Alonso, and the famous chilenian located on Miami, M.López, will be received the “Bad Arts Awards” Prince of Asturies 2011, 2012, 2013,2014…. (to be continued for ever)
“Gracias a todos por tan merecido premio” Alonso, said

Howard Gardner

Howard Gardner. Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales. Oviedo, 18 de octubre de 2011. © Miki López


Hacía tiempo que no oia mencionar nada acerca de la teoría de las inteligencias múltiples, una idea que me lleva a las aulas de magisterio en mi época de estudiante. Pocos premios tan merecidos como este dentro del campo de la educación, pero un mayor galardón habría que darle al que haga realmente efectivo una posible escolarización atendiendo a las potencialidades particulares de cada alumno. Posiblemente sea una quimera, pero es agradable pensar en ello.
Quedan inaugurados los premios Príncipe de Asturias 2011.
Amén

Octubre en Roma

Estación de Metro. Eur Fermi (Roma). 14 de octubre de 2011. © Miki López


Tras la hora punta de la tarde el metro se vacia. El bullicio cotidiano entrega la ciudad a la tranquilidad de los turistas que disfrutan de una hermosa noche de luna llena en terrazas al aire libre que, sin saturaciones, son un agradable mirador en mismo el corazón del casco histórico romano.

Jazz-tranvía. Roma. 14 de octubre de 2011.. © Miki López


En el entorno del Coliseo, un policia urbano pide la documentación al chofer de una limusina blanca que consintió a sus clientes el lujo pararse a tomar una copa de champán frente al arco de Constantino. Justo en frente se detiene el jazz-tranvía. La música fluye por todas las ranuras del viejo tren iluminado interiormente con unas pequeñas lamparas que le dan un ambiente mágico y acojedor.
La noche continúa. Es una pena tener que madrugar.

Plaza del Coliseo, Roma. 14 de octubre de 2011. © Miki López