Gran Nel

Nel. Paseo de la ría de Avilés. Agosto de 2011. © Miki López


Nel es un tipo listo. Es de esas personas capaces de llevarte a su terreno con una facilidad preocupante para su víctima, que suelo ser yo, su padre. Nada nuevo en esta familia donde las artimañas de seducción por mimos están a la altura de los grandes embaucadores de la historia. A la hora del almuerzo, mientras los demás comemos, Nel dirige su mirada a cualquier punto de la sala menos al pequeño hueco de su plato. En determinado momento un brillo en su mirada es la antesala de una de esas ocurrencias difíciles de calificar como infantiles, que desembocan en cruces de miradas perplejas entre adultos y terminan en las consiguientes carcajadas de admiración.

Nel. Avilés, agosto de 2011. © Miki López


No me parece a mí que Nel tenga ninguna virtud especial más allá de la de ese ingenio del que hace gala a las horas de las comidas, pero su capacidad de deducción y un espectacular dominio del lenguaje (prácticamente habla desde que tenía once meses), le hacen sentirse muy a gusto tratando con los mayores. Para contrarrestar, Nel es mucho más bajito que los críos de su edad, aunque trata de renegar de las cosas pequeñas porque él se siente grande. Nada de juguetes infantiles, a Nel no le mola nada ser un crío de primero de primaria, ni las bicis de spiderman, ni las video consolas para niños, ni los playeros de velcro adhesivo. El quiere bicicletas BMX, canciones de Fito y Fitipaldis, Nintendos DSi-XL (si es 3D mejor), las botas de Gerard Piqué (que Messi es un poco bajito y Ronaldo tiene el defecto de ser del Madrí), playeros DC de lazada larga, tablas de surf y los pelos de punta para parecer más alto.

Mano de Nel. Muros de Nalón, agosto de 2011. © Miki López


Y como todo se hereda, tambien le va el tema de la fotografía, pero nada de cámaras compactas. Para Nel la EOS 1 con un 70-200 mm, f 2,8. Eso sí, cuando nos vamos de excursión se la llevo yo y hay que pasársela cuando quiete tirar una foto. A veces me siento como El Cainejo acompañando al marqués de Villaviciosa en su ascensión al picu Urriellu.
Nel seguramente no será un tipo muy grande, pero tiene la virtud de que casi todo le queda pequeño. Todo, menos su hermano Iyán y su primo Borja. El mismo reconoce que esos dos tios le vienen grandes. Tan grandes como su corazón. Yes un crack, canijo.
Mal de padre.

Nel. Centro Niemeyer, Avilés. Agosto 2011. © Miki López

Anuncios

3 pensamientos en “Gran Nel

  1. Nel es una de esas personas maravillosas que te llenan desde el mismo dia de nació, y cada dia nos embauca a los que tenemos la suerte de conocerle y formar parte de su familia. Te quiero mi pequeño canijo, un besin muy grande.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s