Fumando

Mrs Kane. Costa Brava. © Miki López


El verano terminaba con la misma calma que se consumía el cigarrillo entre sus dedos. En Newcastle septiembre siempre era mucho más frío, y sobre todo muchísmo más triste que los atardeceres de la Costa Brava. Pero ahora ya no tendría que preocuparse por nada ni por nadie. Paul siempre le decía que los mejores otoños se disfrutaban de forma especial en el norte de España, pero había decidido quedarse algunos dias más, al menos mientras el calido viento de levante le permitiese indagar en las caras encarnadas de aquellos jóvenes escoceses con quemaduras de tercer grado que le hacían recordar sus primeros años universitarios.
Noviembre sería la mejor fecha. Para entonces el Martini, el tabaco y los atardeceres del mediterraneo ya se habrían consumido los tristes recuerdos británicos. De la misma manera que el cigarro que se dormía entre sus dedos.
Mrs… ¿Podría hacerle una foto?
No tengo buena cara.
Pero si buenos recuerdos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s