Volviendo a empezar

De vuelta al colegio. Avilés, 9 de septiembre de 2010. © Miki López

Las mañanas eran más frías. O puede que aquellos minúsculos cuerpos de parbulitos envueltos en parkas del economato fuesen más susceptibles a las brisas de las mañanas de los 70. En septiembre se cambiaba la hora por San Telmo con lo que el otoño parecía llegar de repente. Casi cuando todavía estabas guardando la toalla playera en el armario de la habitación.

Una hilera de niños caminaban haciendo equilibrios por encima de los raíles de “El Vasco” en dirección a una caseta de hormigón demasiado vieja para tener categoría de apeadero. Dentro de una garita adosada, un jefe de estación uniformado era incapaz de separarse de la estufa de gas butano mientras despachaba billetes de cartón a 5 pesetas con destino a Pravia. El olor a herrumbre de las vías húmedas acompañaba los bostezos de aburrimiento y resignación a la espera de un tren que siempre llegaba tarde.
Dos silbidos entrecortados sacudían el letargo que volvía a convertirse en modorra en cuanto los pasajeros tomaban asiento en las bancadas dobles de “escay” azul celeste. Después de tres paradas y 15 minutos de trayecto, el sonido hidráulico de las puertas del vagón cumplían una mágica función de despertador y aquel tropel de trabajadores y colegiales resucitaba con la energía suficiente para encarar los más de 50 escalones que subían hacía el centro de la villa.
Mirando la puerta del colegio, casi oculta por la visión desenfocada de docenas de mochilas y estudiantes que la encaraban, pensaba en lo efímero del verano y en lo despacio que pasaba el tiempo justo cuando llegaba septiembre.

Anuncios

6 pensamientos en “Volviendo a empezar

  1. ahora lo recuerdas y parece imposible que con 10 años te mandasen en tren a pravia, tu solito, bueno con 5 o 6 guajes más, ” a descubrir la vida, a abrirte a ella, ahora piensa tu en enviar a los hijos a pravia o a cualquier otro sitio, yo creo no lo hariamos, los tiempos cambian, ¿los protegemos demasiado?, el tiempo también cambia ¡ menudas xeladas que nos caian encima!!

  2. Estoy de acuerdo con Marieta, escribes muy bien. Tarde o temprano acabarás escribiendo en el periódico. Seguro. Tu blog es fantástico,y ofrece un formato que tiene perfectamente cabida en un diario: una foto y un comentario del fotógrafo.
    Amigo, te sales!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s