Barayo, con el agua al cuello

Mandos de la Unidad Militar de Emergencia hablan por teléfono frente a una de las casas inundadas en El Bao © Miki López


Dos jornadas en Barayo me sirvieron para ponerme a pensar para que cojones sirve el rimbombante título de Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos. A ver si por lo menos el plan Bolonia mejora la utilidad de la titulación, porque lo del pueblo de El Bao no tiene nombre. Los técnicos responsables del trazado que terminó de construirse en 1985, fueron incapaces de prever lo que el más mínimo sentido común hizo poner en alerta a los propios vecinos. Ante sus narices se levantaba una presa de relleno de unos 20 metros de altura que atravesaban tres tubos metálicos de entre 2 y 3 metros de diámetro a modo de aliviadero bajo toneladas y toneladas de tierra sobre la que se asentaba el asfalto de la concurrida nacional 634.
Vecinos afectados por las inundaciones del río Barayo.  © Miki López
En Asturias llueve. Y llueve mucho. Ayer, mientras esperábamos a que las excavadoras pudieran “abrir compuertas”, recordaba con Eloy las grandes riadas del Nalón que aparte de árboles de gigantescas dimensiones, dejaban surrealistas escenas de vacas vivas bajando como lanchas a motor entre los restos de troncos y maderos. Y un río como el Barayo, rodeado de una frondosa vegetación como antesala del impresionante estuario de su desembocadura, no es una excepción y uno de esos arboles la lió parda. Tupió el tubo, inundó el pueblo y pone en peligro el paisaje protegido de Barayo. ¿Y ahora qué?. Pues nada. Tiramos la carretera.
Ya no vale.

Anuncios

9 pensamientos en “Barayo, con el agua al cuello

  1. En este país sobra mucho”inllenieru” y si escuchasen y fuesen como deben de ser se ahorraría mucho millón.
    Mira que no avisaron los “paisaninos” del tunel antes de llegar a Villaviciosa y nada ellos que por allí.
    Mira la pila de millones que llevan gastados y seguro que no acabaron aún.

    • Amigo Paco: había que inventar una carrera de Licenciao en Sentido Común. Que como decía una profesora mía de Sociales, es el menos común de los sentidos.

  2. Fue muy gorda, y es muy triste. Lo de siempre “probe del probe”. Y, a parte de todo esto, yo en el Plan Bolonia tengo 0 esperanzas de que sirva pa mejorar algo, casi siempre pasa lo mismo: si las cosas cambian suelen ir a peor…
    Yo todavía toy traumatizada por la movida de ayer en Avilés, vaya mundo más loco, y vaya miedo que da!!
    Saludos Miki!!!

    • Bueno Nansi, esto son consecuencias de esos vaivenes de la vida. Ya sabes eso de que “tou se xunta”, lo que en castellano se traduce a “perro flaco….”
      Saludos y espero que pases un buen verano por Lloureu.

  3. Miki esa primera foto es digna de Cartier Bresson, es perfecta todo esta en su sitio el juego de efecto espejo la tercera dimensión que le dan los dos soldados, lo dicho…
    Un abrazo

  4. Hola Miki, conozco la zona bastante bién, porque voy a Otur siempre que puedo y cuando levantaron ese talud para que pasara la carretera ya hicimos apuestas de cuánto tiempo duraría. Yo no le dí más de 20 años,pues en el norte no pasan más de esos años sin que venga una tormenta de las gordas, me equivoqué en 5 años.
    Pero es que cuando las infraestructuras las realizan patanes dirigidos por trileros no se puede esperar otra cosa.
    Ahora que la culpa la tenemos la gente digamos “decente”, por mansos y por cobardes, que no nos atrevemos ni a levantar la voz cuando vemos semejantes mamarrachadas por miedo a ¿QUE?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s