El esquimal

Ricardo en el CMAE. © Miki López, 2005


No se la porrada de años que llevo aguantando al esquimal este. Antes creo que solo nos faltaba dormir juntos (pero sin mariconadas eh, Ricardín), que no me pase como aquella noche en Nueva York que me confundieron con MiguelA Lopez, señora de Armando Álvarez y que pretendían que durmiésemos en una enorme cama matrimonial en aquel hotel de Manhattan. Solo faltaba una colcha roja y una botellina de champán con fruta en el aparador.
Pero la era digital ha hecho que este esquimal (con apellido de tomate frito) y con vocación de motero indómito, sea más dificil de encontrar que un oso pardo cantábrico. En los últimos meses ya le decía yo que éramos como Paca y Tola, separados por ese “furaco” digital que ye la banda ancha y que nos permitía currar desde cualquier punto de este Avilés con wifi, sin que tuviéramos que pelearnos por la silla de la mesa de foteros de la delegación de Avilés.
A partir de ahora nos veremos un poco menos, pero querido compañero, no puedo irme de Avilés sin agradecerte la paciencia infinita que tuviste conmigo durante estos últimos diez años. Ya le dije a Mara que la paciencia ahora va a ser cosa de ella.
Cuídate mucho compañero.

Anuncios

3 pensamientos en “El esquimal

  1. Joder López, esquimal, tomate frito, oso pardo… ten amigos pa esto… Lo cierto es que diez años trabajando juntos han dado para mucho y la verdad que casi todo bueno… De todos modos no te hagas ilusiones porque nos quedan muchas cosas por hacer y no te vas a librar de mi tan facilmente. Lo que ha unido la fotografía que no lo separe la banda ancha… Cuídate hermano.

  2. Con el ordenador averiado te escribí desde el teléfono, pero escribir con eso ye una locura, así que ahora que tengo delante un teclado de verdad voy contate algo…

    Hemos pasado un poco de todo, hemos llegado rotos de currar a la redacción, y hemos llegado muertos de risa también, hemos pasado por hospitales, por talleres (hubo una moto a la que no lo dio ni tiempo a llegar al taller…), hemos corrido por medio de Rivero con fotos de dos metros, nos han dado limosna en la iglesia y hemos dado premios a gente que no los había recibido… Ahora suena muy lejano pero hace cuatro días que revelábamos carretes detrás de una ventana mal tapada y con el fijador tan quemao que si no escaneabas rápido lo mismo palmabas fotos. Por no hablar de la “transición digital” que nos montamos los dos…Qué coño, si por hacer hasta hicimos un disco juntos… Hemos vivido momentos buenos y alguno malo, pero sobre todo, pasara lo que pasara, nos hemos entendido. Siempre.

    Da igual que vayas a currar a otro sitio, que nos veamos menos, para mi sigues siendo el mi compañero. Y lo que tuve contigo no fue paciencia Miki, fue suerte.

    Un abrazo y unas cervezas que nos quedan pendientes.

    • Si hermano. Gracias y mil veces gracias por haber sido el compañero con mayúsculas, con el que jamás hubo un mal rollo y el que arrimó el hombro como el que más en los momentos más complicaos.
      Cuenta con las birras. Nos debemos una buena moña. Pero un día que no curremos por favor….. no sabes lo grande que ye Oviedo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s