Besos de rebajas

Rebajas de enero. © Miki López


La tropa de adolescentes tomando las tiendas de ropa deportiva en época de rebajas para invertir todos los regalos de reyes convertidos en Euros por obra y magia de Melchor, Gaspar y Baltasar, es una de las escenas a las que ya me empiezo a acostumbrar en estos relucientes meses de enero de la última década.
Lo que pasa es que muchas firmas comerciales empiezan a entender que este mercado post-infantil trata de ahorrar y sacar ventaja al tema del saldo en todo lo que se lleva y que marca la diferencia entre machos alfa y mujeres 10 teenagers. Y por eso la rebaja no es tanta rebaja. Y por eso el quinceañero empieza a esperar a las 2ª rebajas.
Todo en esta vida es cuestión de intereses y de ciclos. Cuando consigues un chollo, bien es merecida la espera. El problema es cuando lo pierdes. Te arrepientes de no haberte agarrado a ello cuando tuviste la oportunidad y te quedas con las ganas.
Igualito que con los besos….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s