¿Feliz Navidad?

Sin techo. Avilés, 20 de diciembre de 2009. © Miki López


Eduardo y Manuel. Dos nombre propios para un problema común que se hace duro, muy duro en noches como estas donde la carga emocional de un ambiente navideño prefabricado y la suma de un frío húmedo que cala hasta los huesos, convierten la historia de estos dos hombres en un triste cuento de Navidad.
Ayer conocí a Manuel. Estaba sentado en las escaleras del portal que le sirve de vivienda, con la vista perdida en el suelo, como no queriendo mirar a la cara de los que pasaban indiferentes a su lado. Y solo. En sus manos sostenía una tapa de un bote de café en el que dominaba el color bronce de las monedas de 5 céntimos. Yo buscaba fotos de una ola de frío que en esta ciudad no era tan acusada como en el resto de Asturias. En un pequeño cartel apoyado en su mochila se podía leer en letra a mano y con buena caligrafía: Sin trabajo, sin hogar. Un ayuda, por favor.

Manuel y Eduardo. Avilés, 19 de diciembre de 2009. © Miki López


No pude evitar el impulso de preguntarle si iba a pasar la noche allí, en aquel portal de mármol frío como el hielo. Con una voz ronca y en un portugués difícil de entender, me respondió que no tenía otro sitio a donde ir. Ya había consumido las tres noches de albergue de transeúntes de este mes y los 10 ó 12 euros que sacaba mendigando no le daban para pagar una habitación de una pensión. Además, si lo gastaba en eso se quedaba sin comer. Pero no estaba solo. Su amigo Eduardo compartiría cena y “habitación” con él esa noche. A las 8 de la tarde solía llegar y el mantel del suelo de aquel portal se convertiría en la mesa fría de una triste cena para dos consistente en bocadillos de atún en conserva, una botella de mosto y un paquete de galletas como postre.
Uno encofrador y el otro camionero. El primero sin familia y el segundo con cuatro hijos y una nieta recién nacida, que no tienen ni idea de que su padre pasa las noches al raso. Eduardo les miente por dignidad. Sabe que le obligarían a volver, pero él quiere intentar salir solo del agujero de una crisis global que solo entiende de cifras económicas y no se compadece de las historias personales.
Y Manuel, con toda una vida trabajando de encofrador tiene que enfrentarse a su primera navidad en la calle. Se acabó el paro y el dinero no da para más. Él por lo menos, no tiene que rendir cuentas a nadie y sigue tratando de buscar un trabajo en los restos de esa burbuja inmobiliaria que reventó llevándoselo por delante.

En los sacos a 0º grados. Avilés, 19 de diciembre de 2008. © Miki López


Ayer compartí ese momento de la cena con ellos. Cuando llegué a casa, dejando a los dos amigos con la compañía de los cero grados de aquel rincón abierto a la calle por las que se filtraba la pobre luz de una amarillenta luz de navidad, el alivio del agradable calor de estas paredes de mi casa, me hicieron sentir una insoportable sensación de culpabilidad ante la certeza de que volvería a dormir confortablemente en mi cama. Será una larga y fría noche para ellos. Para nosotros no dejará de ser una noche más.

Anuncios

2 pensamientos en “¿Feliz Navidad?

  1. Acabo de llegar a casa, y en el camino la radio contaba como un indigente falleció en las calles de Avilés a manos del frío.

    Pensé: joder, no hay derecho.
    Y es que no hay derecho, porque yo ahora tengo los pies calientes, la música puesta y una cena que me espera sin ni siquiera tener hambre.

    A veces, muy amenudo siento pena de este mundo.

    Gran historia Miki.

  2. Creo que esta noticia causó cierto mal estar en los servicios sociales de este ayuntamiento y de responsables de Cáritas de esta ciudad, que alegan (seguro que no les faltará razón) que el que duerme en la calle es porque quiere. Posiblemente en el caso de estos portugueses podría tratarse de un problema idiomático y no son capaces de entender a las personas que les dan las claves para no tener que pasar la noche al raso después de agotar sus tres jornadas de albergue. Quizás se les podría explicar las cosas mejor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s