Contrastes

Replandor de la empresa AZSA sobre las dunas de El Espartal, Castrillón. Noviembre de 2009. © Miki López


Es difícil entender que un espacio natural protegido pueda ser vecino de una de las empresas más contaminantes que tenemos en Asturias. A las impresionantes dunas naturales de El Espartal se le oponen otras menos amistosas y levantadas por la mano del hombre para pasar a ser contenedores de un material tan peligroso como la jarosita, y resultado de la producción de Zinc de la empresa AZSA. Confiemos en la fiabilidad de la ingeniería moderna para que ese veneno enlatado no salga de su espacio controlado y que en un futuro no se tenga que hablar de ningún desastre natural irreparable.
El anochecer es un buen momento para apreciar ese contraste de la industria pesada que destaca sobre las sombras que poco a poco se adueñan del arenal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s