La respuesta está en el viento?

Me dí de narices con los molinos eólicos en las sierras del occidente durante uno de mis primeros viajes con mi amigo Eduardo Lagar en los inicios de la serie de La Nueva España “Asturias Siglo XXI”. Era evidente que en aquella búsqueda que iniciamos sobre las claves de futuro sel suroccidente asturiano, la energía eólica iba a tener dos puntos de apoyo para opiniones contrapuestas. Por un lado suponían unos ingresos extras nada desdeñables para vecinos y ayuntamientos empobrecidos que, ante el declive continuo de la actividad ganadera tradicional, tenían los ingresos del turismo rural casi como única alternativa viable.
Y en contraposición se encontraban los que opinaban que ese nuevo paisaje, ese nuevo bosque de tubos y aspas sobre las lomas de las sierras más espectaculares de la asturias mas apartada, estropearía un entorno que es entendido como uno de los principales reclamos turísticos de la zona.
A mi, sinceramente, no me parecía tan grave. Incluso busqué una fotografía que hiciese ver esa transición de un bosque a otro desde un punto de vista objetivo y en el que el impacto ambiental desde luego no tenía el efecto de una gran central térmica. Era una visión del nacimiento de ese nuevo bosque artificial, pero de energía limpia, visto a través de los troncos naturales de una plantación de pinos en el puerto del Acebo, en Grandas de Salime.

Molinos de viento en el puerto del Acebo, Grandas de Salime.  © Miki López

Molinos de viento en el puerto del Acebo, Grandas de Salime. © Miki López


Pero según fueron pasando los dias la imagen de todas aquellas siluetas gigantescas dominando el paisaje iba cambiando un poco mi visión imparcial. En la sierra de Begega, Eduardo y yo, buscábamos un lugar elevado para hacer una foto panorámica sobre el impacto ambiental de la mina de oro de la empresa Río Narcea Gold Mines, y subimos en coche por la pista del parque eólico de la sierra de Begega. El paisaje era desolador. EL nudo de aspas y tubos separados por escasos metros convertía a aquel monte en un especie de Calvario que ahogaba cualquier tipo de visión natural.
Parque eólico de la sierra de Begega.  © Miki López

Parque eólico de la sierra de Begega. © Miki López


Son dos fotos desde dos puntos de vista. Pero en ellas quizás esté la clave de lo que queremos y de lo que nos gustaría que fuese. La energía debe ser limpia. Pero limpia en todos los sentidos, incluido el punto de vista visual. La respuesta a como hacerlo bien, la tendrán los técnicos. Aunque seguro que el que responderá (y seguro que mal) será el dinero que de el viento.

Anuncios

Un pensamiento en “La respuesta está en el viento?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s